Por Favor Espere Estamos Cargando El Contenido lo prometido esta al final del articulo

Cómo obtener una tarjeta de crédito con mal crédito

Poseer un mal puntaje crediticio es una situación que baja drásticamente tus posibilidades de acceder a cualquier instrumento financiero, entre estos las tarjetas de crédito.

Sin embargo, aunque no lo creas existe una manera de obtener una tarjeta de crédito con mal crédito. Sigue leyendo para descubrirlo.

¿Qué es el mal crédito?

Este hace referencia a una condición que perjudica a la persona que lo posee en el sentido de impedirle el acceso a mejores productos financieros como prestamos y tarjetas de crédito.

Es así como tener un mal puntaje crediticio constituye la razón principal por la que muchas solicitudes de tarjeta de crédito terminan siendo denegadas.

Por ello, deberás informarte sobre los diferentes rangos de puntaje de crédito existentes que van de pobre a excelente.

A continuación, te mostramos las categorías de puntaje de crédito establecidas por la Fair Isaac Corporation (FICO por sus siglas en ingles), las cuales son usadas como referencia por las entidades financieras para determinar si un cliente es apto o no para obtener un préstamo o una tarjeta de crédito.

  • Pobre:inferior a 580.
  • Aceptable:580 a 669.
  • Buena:de 670 a 739.
  • Muy buena:de 740 a 799.
  • Excelente:800+.

En caso de que tengas una puntuación que te sitúe en la categoría «Pobre» las posibilidades de que te aprueben la solicitud de una tarjeta de crédito tradicional serán nulas.

Aun así, esto no debería ser motivo para resignarte a vivir solo con dinero en efectivo, ya que existe una manera de obtener una tarjeta de crédito con la cual podrás tener la oportunidad de ir mejorando gradualmente tu mal crédito.

Cómo obtener una tarjeta de crédito con mal crédito

Lo primero que deberás hacer es abrir una cuenta bancaria. En ese sentido, deberás fijarte que la entidad financiera que elijas para abrir la cuenta bancaria disponga de tarifas mensuales o anuales bajas.

Una vez creada el próximo paso a seguir será realizar la tramitación de la tarjeta de crédito. Es importante elegir una que resulte conveniente a tu situación de mal crédito. Es en esta instancia donde las tarjetas de crédito garantizadas representan la mejor opción.

La tarjeta de crédito garantizada requerirá que realices un depósito equivalente al límite de la tarjeta. De modo que si asignas a esta tarjeta de crédito un saldo de 2 mil euros este será el límite de crédito total que dispondrás.

No obstante, es necesario tener en cuenta las altas tasas de interés sujetas a las tarjetas de crédito garantizadas.

En el caso de las tarjetas de crédito sin garantía, adquirirlas resulta mucho más difícil cuando se tiene mal crédito debido al riesgo presente en esta condición.

Además, las tarjetas de crédito sin garantía son de las más buscadas debido a las bajas tasas de interés que tienen junto con los altos límites de crédito que otorgan.

De modo que el depósito que hagas en la tarjeta de crédito garantizada servirá para reducir ese riesgo asociado al mal crédito.

De ahí en adelante deberás hacer un uso responsable de la misma y pagar las cuotas en el plazo fijado para ir mejorando tu puntaje crediticio.

Convertirse en usuario autorizado

Otra alternativa que puedes sacar provecho en tu situación de mal crédito y que te permitirá mejorarlo es la de convertirte en usuario autorizado de la tarjeta de crédito de alguien más.

Una vez que seas designado como usuario de la tarjeta de crédito de esa persona tendrás la responsabilidad de pagar su saldo cada mes.

Asegúrate de hacer esto en el plazo establecido, tal como si fueras el titular principal. No obstante, es necesario que antes de adquirir este compromiso compruebes si la entidad emisora de la tarjeta de crédito notifica a las agencias de crédito para que estas hagan la relación de su propio crédito con el reporte crediticio.

Sumado a esto, se recomienda hacer esto con una persona que sea responsable, tenga buen índice de crédito y lleve a cabo los pagos en el tiempo establecido. Esto es importante ya que de lo contrario tu crédito se vería afectado negativamente como usuario autorizado de la tarjeta de crédito de esa persona.

Esperamos que estos consejos sobre cómo obtener una tarjeta de crédito con mal crédito te hayan sido de utilidad y puedas aplicarlos correctamente para revertir esta situación e ir obteniendo un mejor puntaje crediticio con el paso del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir