Por Favor Espere Estamos Cargando El Contenido

Cómo negociar con los acreedores

¿Estás pensando en negociar con los acreedores para liquidar tus deudas? Si bien las deudas son algo con lo que todas las personas lidian en algún momento de su vida, estas pueden mantenerse en un estado tolerable cuando tenemos la capacidad financiera para afrontarlas.

Sin embargo, muchas personas terminan haciendo que las deudas se apoderen por completo de sus finanzas.

Es en esta instancia donde negociar con los acreedores se presenta como una opción para liquidar la deuda bajo nuevos términos, lo cual no es una tarea nada fácil, pero en este post te daremos algunos consejos que te enseñarán como hacerlo sin morir en el intento.

Define la cantidad total de tu deuda

Lo primero que deberás hacer como parte del plan para obtener una liquidación de deudas es establecer la cantidad exacta de dinero que debes.

Para ello, deberás llevar a cabo un registro de todas las facturas que formen parte de tus deudas y ponerlas en una lista o tabla de manera que puedas hacer su sumatoria y obtener así la cantidad total.

Tras saber con exactitud la cantidad de dinero que debes podrás luego establecer una estrategia practica para abordar al acreedor y estar preparado en caso de que este intente atribuirte una cantidad mayor a tu deuda.

Evalúa si la liquidación de la deuda es lo que realmente deseas

En lo que respecta al abordaje que se hace de una deuda es probable que lo que funcione para otros no produzca el mismo efecto para ti.

De modo que al tramitar la liquidación de una deuda esto deberías realizarlo solo si eres alguien que cumple con los siguientes criterios:

  • Eres alguien que posee una deuda cuya morosidad haya superado los 90 días
  • Eres alguien que pueden mantener la calma en situaciones de estrés
  • Tienes el tiempo suficiente para dedicarlo a este proceso
  • Eres alguien que se siente cómodo regateando precios y negociando los términos y condiciones de una liquidación.

Si bien las personas que poseen deudas morosas buscan obtener una liquidación de las mismas por su cuenta la mayoría no tiene la actitud, el tiempo o la confianza necesaria para hacer frente a esta alternativa que los lleve al desenlace esperado.

No obstante, existen empresas especializadas en liquidación de deudas que pueden hacerse cargo de este trabajo por ti.

Define tu propuesta

Si has decidido tomar la liquidación de la deuda en tus manos es necesario que antes de lanzarte al ataque hablando con el acreedor establezcas un plan.

En ese sentido, debes saber que las negociaciones de liquidación de deudas se reducen básicamente a definir la cantidad de dinero que puede pagar y la manera en que realizarás el pago.

Por tanto, antes de entablar la conversación con el acreedor deberás tener en cuenta la cantidad de dinero que debes, así como el dinero que estás dispuesto a ofrecer en un margen razonable y el tiempo de mora que haya transcurrido hasta el momento en que presentes tu propuesta al acreedor.

Asegúrate también de tener preparadas algunas propuestas alternativas, puesto que el acreedor buscará refutar y mantenerse en una postura que resulte más conveniente a sus intereses.

Brinda al acreedor un rango de opciones de pago que vayan de una cantidad baja hasta una que represente un término medio, es decir, si tu límite de pago de la deuda es de 60% inicia la negociación en alrededor del 35%.

Ponte en contacto con el acreedor

Tras haber definido un escenario de liquidación ideal junto con propuestas alternativas a las cuales recurrir por si el plan A falla llega el momento de pasar a la acción y hacer la llamada al acreedor.

Debes ser consciente que negociar con un acreedor es algo donde requerirás de mucha capacidad de persuasión y persistencia, por lo que es probable que tengas que mentalizarte de que harás bastantes llamadas telefónicas.

Aun así, es posible que corras con la mejor de las suertes y logres conseguir la liquidación de la deuda en una sola llamada.

Algo que puede serte de utilidad durante las llamadas que hagas es tomar notas de la persona con la que hablas, así como de lo que expreses y los detalles de la conversación en general.

Esto te servirá como feedback para optimizar tus próximas llamadas y tener documentado tus acciones.

Has que las nuevas condiciones de tu deuda queden asentadas por escrito

Si todo el esfuerzo realizado para obtener la liquidación de la deuda ha dado resultado el próximo paso a seguir será fijar los términos de la liquidación.

En ese sentido, se deberá especificar la cantidad que originalmente adeudabas al acreedor, así como la nueva cantidad por la cual está liquidándose la cuenta y la manera en que esto será reportado en un documento oficial para el acreedor.

Asentar por escrito los nuevos términos para liquidar la deuda te garantizará que estos no puedan ser posteriormente cambiados.

Esperamos que estos consejos para negociar con los acreedores te ayuden a encontrar la determinación y voluntad para hacer frente a los tuyos, de manera que puedas obtener una negociación que te resulte favorable y que te permita estabilizar tus finanzas personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir