Por Favor Espere Estamos Cargando El Contenido

Los mejores consejos para planificar tu jubilación

Uno de los principales desafíos que se tiene dentro del mundo laboral, además de aquellos asociados a las tareas que se realizan, es el de la planificación relacionada con la jubilación.

En ese sentido, son muchas las personas que aún no han trazado un plan de ahorro enmarcado en este propósito, pero nunca es tarde para comenzar.

Si este es tu caso y deseas cambiar esta situación, entonces te invitamos a descubrir los mejores consejos para planificar tu jubilación.

 Comienza a ahorrar pronto

Fijarte el hábito de ahorrar en un periodo de tres o cuatro décadas puede resultarte más viable de cumplir que hacerlo en un periodo de diez años.

Sumado a esto, comenzar a ahorrar desde temprano te permite estar preparado para cualquier eventualidad financiera que pudiera presentarse en el corto o largo plazo.

Además, a través del ahorro sostenido estarás preparado para invertir en los mercados de renta variable en el momento que este refleje un estado favorable.

Aun así, una buena parte de la población no piensa en ahorrar como una estrategia para garantizar su jubilación, siendo la juventud el momento apropiado para comenzar a hacerlo.

Y si bien a lo largo de la vida suelen presentarse diferentes situaciones de índole financiera que pueden dificultar iniciar un plan de ahorro, lo cierto es que poner en marcha esto resulta necesario en algún punto.

Llegada la jubilación no será nada agradable estar en una situación donde no dispongas de ingresos para hacer frente a los gastos que pudieran presentarse una vez que te retires del mundo laboral.

Adapta tus aportaciones a tus ingresos

En el mundo laboral el incremento que se produce gradualmente en el salario de los trabajadores suele verse como algo positivo.

De modo que las aportaciones que hagas a tu fondo de ahorro para tu jubilación deberán ser también más altas durante estas circunstancias.

Esto significa sacar provecho de los incrementos salariales, así como los pagos extra y otras compensaciones que recibas a lo largo de tu trayectoria laboral para destinar una aportación más alta de lo habitual a tus ahorros.

En ese sentido, los expertos recomiendan que el porcentaje destinado a los ahorros sea de 7 a 10% de los ingresos.

Ahorra de manera regular

Es probable que sientas que ahorrar pequeñas cantidades resulta poco eficiente y que por eso prefieres esperar hasta llegar el momento en que puedas destinar una parte considerable de tus ingresos a este propósito.

Pues déjanos decirte que hacer esto representa un grave error, ya que ahorrar para la jubilación es un proceso de largo plazo donde debe prevalecer la constancia por sobre la cantidad de dinero que aportes a esta causa.

Aunque pueda parecer difícil de creer los efectos generados por un plan de ahorro de tres a cuatro décadas resultan sorprendentes pese a las pequeñas aportaciones que hayas hecho a lo largo del tiempo.

De modo que al final es mejor destinar una pequeña cantidad a tu plan de ahorro para la jubilación de manera constante y sostenida en el tiempo, que hacerlo de manera irregular en grandes cantidades.

Sumado a esto, con las aportaciones periódicas se produce una dilución en el riesgo de valoración correspondiente a los activos al momento de comprarlos.

Esto no ocurre en el caso de que hagas aportaciones esporádicas donde se asigna una valoración mayor al precio de compra, el cual puede resultar o no favorable.

Adapta tu perfil de inversión al paso del tiempo

Adoptar un perfil de inversión errado puede perjudicar considerablemente tus planes de jubilación, es decir, crear un escenario donde se produzcan perdidas en una circunstancia donde no puedas recuperarlas.

También puede pasar que esto ocasione un coste de oportunidad en términos de rentabilidad que pueda representar un obstáculo para el logro de tu objetivo, en este caso tu jubilación.

En ese sentido, los riesgos deberán ser asumidos desde el principio hasta que llegue el momento de la jubilación, buscando en todo momento una alta rentabilidad.

A medida que estes cerca de jubilarte deberás ser más cauteloso con los riesgos que asumas y complementar esta acción con una estrategia para proteger tu capital.

Evita a toda costa poner en riesgo los ahorros de tu jubilación; no tomes decisiones financieras de forma apresurada o en las que no te sientas del todo convencido.

Una vez dado estos consejos para planificar tu jubilación queda de tu parte dar el primer paso para embarcarte en este proceso. Infórmate y traza un plan de ahorros sostenible en el tiempo y que te permita realizar aportaciones sostenidas a lo largo del tiempo hasta que llegue tu momento de jubilarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir