Por Favor Espere Estamos Cargando El Contenido

Guía para administrar tus finanzas personales

¿Deseas darle un mejor manejo a tus finanzas personales, pero no sabes cómo hacerlo? Y es que, gestionar correctamente nuestro patrimonio puede resultar determinante para vivir un mejor presente y poder proyectarnos financieramente en el futuro.

En este post te traemos una guía para administrar tus finanzas personales con la cual estamos seguros que lograrás darle un giro positivo a tu situación financiera.

¿Qué son las finanzas personales?

Estas hacen referencia al conjunto de estrategias aplicadas por cada individuo enfocadas en el manejo y administración de su dinero y bienes, es decir, su patrimonio. Es así como las finanzas personales te brindan la oportunidad de controlar tanto tus ingresos como tus gastos.

Para qué sirven las finanzas personales

El propósito de las finanzas personales es ayudarte a administrar tus recursos de una forma más optima.

Además, a través de las finanzas personales podrás estar al tanto de tu situación económica actual y a partir de esto tomar cursos de acción que te lleven a cumplir tus objetivos financieros a corto y largo plazo.

Si tu objetivo es multiplicar tus ingresos las finanzas personales te serán de mucha utilidad para fijar una estrategia enfocada en esta meta.

Finanzas personales: Definir tus objetivos

Establecer objetivos a corto y largo plazo será necesario como paso previo para gestionar de forma correcta tus finanzas personales. Dentro de los objetivos que puedes fijarte están:

  • Comprar una propiedad
  • Cumplir con el pago de las deudas pendientes
  • Cubrir la formación académica de tus hijos
  • Llevar tu económica domestica a un mejor estado‍

Consejos para mejorar tus finanzas personales

Si quieres conseguir mejoras en tus finanzas personales deberás tener en cuenta los siguientes consejos:

Definir tu situación financiera actual

Es fundamental que estes al tanto sobre la cantidad de dinero que representan tus ingresos netos, así como la cantidad que gastas durante el mes.

Solo así podrás saber con precisión cuáles son los aspectos de tus finanzas requieren mayor atención.

Asegúrate de que tus gastos sean menores que tus ingresos

Al cumplir con esta premisa podrás tener la oportunidad de crear un colchón que te permitirá responder a cualquier contingencia que pueda presentarse.

Establece objetivos de ahorro

Aquí se requiere que sinceres tus posibilidades de ahorro con base en tus ingresos y gastos, de manera que luego puedas trazar un plan de ahorro acorde a tu situación económica actual.

Diseña un presupuesto

Al hacer esto podrás tener un mejor manejo de tus finanzas de manera que puedas cubrir tus necesidades y ahorrar lo suficiente para cumplir tus metas financieras a corto y largo plazo.

Separa tus gastos

Una vez que hayas definido el presupuesto lo próximo que harás será segmentar tus gastos de manera que puedas cubrir tus necesidades y ahorrar el resto.

Solo así podrás reunir progresivamente el dinero que necesites para cumplir la meta financiera que te hayas fijado.

Revisa tu cuenta bancaria al final del día

Echa un vistazo a las operaciones que realizaste durante el día y comprueba que todo esté en orden.

Medita tus compras

Evita caer en el impulso de comprar algo que no forme parte de tu patrón de compras habitual. Piensa en si realmente es esencial adquirirlo o si hará más practica tu vida. De no ser así entonces descártalo y cómpralo en otro momento.

Errores más comunes en las finanzas personales

A continuación, te presentamos una lista de los errores más comunes que suelen cometer las personas con sus finanzas personales:

Vivir del crédito

Evitar gastar más dinero del que recibes, ya que podrías terminar en un círculo vicioso, solicitando prestamos y pagando intereses de los cuales se te dificultara luego salir.

Acumular gastos hormiga

Estos hacen referencia a esos gastos pequeños que son realizados de forma regular, pero que con el paso del tiempo inciden considerablemente en tu presupuesto, tales como las comidas fuera de la oficina, pago de suscripciones a servicios, etc.

No saber si alquilar o hipotecarte

Aquí es probable que te sientas más inclinado a tomar una u otra opción, lo cual puede llevarte a cometer un error si no estas bien informado.

Lo más recomendable es que investigues las ventajas y desventajas que presenta cada opción. Una vez que hayas obtenido esta información contrástala con tu situación económica y laboral, de manera que puedas elegir aquella que más te resulte conveniente.

No pensar en la jubilación

Es probable que sientas que te falta mucho para llegar a este punto, pero el tiempo pasa rápido y en cuanto menos lo pienses ya te toca jubilarte.

Es por eso que debes tomar acción temprana sobre esta situación y comenzar a ahorrar para estar preparado financieramente en el momento que esto ocurra.

No diversificar tus ingresos

De la misma manera en que mantener todos los huevos en la misma canasta puede ser arriesgado, así también lo es depender de una sola fuente de ingresos.

Es por ello que recomendamos invertir tu dinero en alternativas que te permitan multiplicar tus ingresos de forma pasiva; has que el dinero trabaje por ti.

Esperamos que esta guía para administrar tus finanzas personales haya sido útil para darle un mejor enfoque a tus finanzas personales y aplicar los correctivos necesarias para mejorar las áreas problemáticas y potenciarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir