Por Favor Espere Estamos Cargando El Contenido lo prometido esta al final del articulo

Descubre cómo evitar los cargos ocultos en tarjetas de crédito

La tarjeta de crédito es un producto financiero que puede brindarte una gran cantidad de beneficios cuando se hace un uso responsable de esta.

Sin embargo, existen algunos cargos ocultos que pueden tomarte por sorpresa en determinados casos.

En este post te daremos información sobre cómo evitar los cargos ocultos en tarjetas de crédito para que puedas seguir haciendo un uso responsable de este producto financiero.

Tipos de intereses aplicados a la tarjeta de crédito

Algo que debes tener en cuenta cuando de una tarjeta de crédito se trata es que no todos los intereses asociados a su uso tendrán el mismo valor.

En ese sentido, existen tres categorías sujetas a este producto financiero que resulta importante conocer de manera que puedas identificarlas en el momento que te sean aplicadas y ser consciente del contexto en el cual esto ha sido hecho para no caer nuevamente en la situación que origino el cargo de dicho interés.

Esto también evitará que termines envuelto en una cadena de gastos mensuales crecientes que te conduzcan al escenario del clearing.

Dicho esto, pasemos a ver cuáles son esos tipos de interés:

Intereses compensatorios o de financiación

Este es asignado en función del crédito solicitado. Cuando realices la compra de un producto en cuotas usando la tarjeta estarás automáticamente solicitando un préstamo al banco.

Es en ese momento cuando los intereses asociados a esta operación entrarán en vigencia, los cuales pueden terminar siendo mucho más altos que aquellos asociados a un préstamo personal.

Otra situación en la que estos intereses compensatorios son aplicados es al hacer el pago mínimo de la tarjeta de crédito, reflejándose estos en el estado de cuenta de la tarjeta.

También pueden aplicarse cuando se realiza un pago inferior al que corresponde en la fecha establecida.

Intereses punitorios

Estos hacen referencia a aquellos intereses que se aplican cuando se produce un incumplimiento en la obligación de pago.

Estos intereses pueden ser fijados a un valor mucho más elevado que los intereses compensatorios.

En caso de llegar a realizar el pago de la tarjeta de crédito por debajo de lo esperado en la fecha que te corresponda no serás sancionado con este tipo de interés al no considerarse un incumplimiento.

No obstante, si será aplicado en caso de realizar este pago fuera del plazo fijado o simplemente no hacerlo.

 

Consejos para evitar cargos ocultos en tarjetas de crédito

Si buscas evitar que la entidad financiera te cargue con intereses y comisiones ocultas a tu tarjeta de crédito entonces presta atención a los siguientes consejos:

Comprueba el valor real de las tasas de interés asignadas a la tarjeta

Al momento de solicitar una tarjeta de crédito existe un elemento que muchas personas tienden a pasar por alto cuando se involucran en este proceso: las tasas de descuento.

Estas tasas de descuento son ofrecidas usualmente por las instituciones bancarias con intereses mínimos o nulos, aunque esto solo lo hacen por tiempo limitado de máximo 18 meses.

Pasado este tiempo aplican la tasa regular a la tarjeta de crédito. Por tanto, deberás asegurarte antes de aceptar la tarjeta de crédito de comprobar el valor exacto del interés que estará asignado a la tarjeta cuando termine la promoción por bienvenida, a fin de determinar si resulta o no conveniente a tu capacidad financiera y a tus necesidades.

Comprueba las tasas de interés por transferencias entre tarjetas de crédito

Una buena manera de gestionar una deuda que está a las puertas de salirse de control es efectuando la transferencia de saldo entre tarjetas de crédito.

No obstante, es usual que la entidad financiera cobre una comisión por realizar este tipo de transferencias, la cual suele ser de alrededor del 3% aplicada sobre la totalidad del dinero a transferir.

Lo más recomendable en estos casos es evitar en la medida de lo posible realizar nuevas compras y hacer uso justo de la tarjeta de crédito con el saldo disponible, de modo que esto contribuya en lo mínimo con la acumulación de una nueva deuda.

Procura hacer los pagos de la tarjeta en el tiempo establecido

La aplicación de cargos por demora son otros que pueden considerarse como ocultos, aunque pueden ser evitables si se adquiere la suficiente disciplina para estar al día con la deuda.

Y es que, el no cumplir con el pago mínimo de la tarjeta de crédito en el plazo establecido representa un motivo de penalización económica por parte de la entidad financiera, impactando también de forma negativa tu historial crediticio.

Aun y cuando la cantidad sea mínima o sea la primera vez que te atrasas con el pago de la cuota de la tarjeta de crédito, el precio a pagar por ello puede ser alto, llegando hasta los $40 en algunos casos junto con una tasa de interés del 30% o superior.

A esto también se le suma el daño generado a tu puntaje de crédito, lo cual podría darte dificultades cuando lleves a cabo la solicitud de futuros préstamos y tengas la intención de obtener uno con bajas tasas de interés.

Comprueba si se aplican cargos anuales a tu tarjeta de credito

Las cuotas anuales constituyen otro de los dolores de cabeza de muchos clientes de tarjetas de crédito.

Estas cuotas suelen estar representadas por cargos imprevistos que aparecen en los estados de cuenta del usuario y que por lo general terminan obedeciendo al derecho de conservar el plástico.

Es por ello que antes de solicitar la tarjeta de crédito preguntes por la aplicación de estos cargos anuales.

Existen entidades bancarias donde la otorgación de tarjetas de crédito está libre de la aplicación de estas comisiones anuales.

Aun así, algunas otras aún mantienen esta práctica, en especial con las tarjetas de recompensas en viajes, así como también en préstamos.

Evita hacer adelantos de efectivo con la tarjeta de crédito

Por si no estas al tanto cuando realizas el retiro de dinero en efectivo de un cajero automático usando la tarjeta de crédito estas en ese momento provocando el cargo de intereses, los cuales permanecerán vigentes desde la fecha en que se efectuó esta operación hasta la fecha de pago del resumen mensual.

Cabe mencionar que la tarjeta de crédito posee un límite de crédito que marca el punto hasta donde la entidad bancaria cubrirá sus pagos.

Aun así, existe la posibilidad de que la entidad te permita superar ese límite, pero terminarán añadiéndolo a la categoría de excesos en cuenta, lo cual significará que tendrás que devolver este excedente junto con los intereses y comisiones que correspondan.

Esperamos que estos consejos para evitar los cargos ocultos en tarjetas de crédito te hayan sido útiles y hagas las correcciones necesarias para darle un mejor uso a este producto a fin de evitar ser sancionado y pagar las consecuencias financieramente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir