Por Favor Espere Estamos Cargando El Contenido

Descubre cómo evitar la bancarrota personal

¿Estás en una situación económica que podría llevarte a la quiebra? Declararse en quiebra puede parecer una buena opción para liberarse de ciertas deudas, aunque a largo plazo esto podría traerle dificultades para tramitar un préstamo u otro tipo de productos financieros.

Es por ello que en este post hemos traído una serie de consejos para poner en práctica y evitar caer en este escenario.

Mantén cubierta tus necesidades básicas

Como primera medida para evitar la bancarrota personal deberás tomar tus ingresos y priorizarlos en el pago de tus necesidades básicas, es decir, alimentos, servicios públicos, vivienda y transporte.

Una vez que tengas todo esto bajo control utiliza el dinero restante para destinarlo al pago de las deudas que tengas. De lo contrario no pagues las deudas si esto te impide cubrir tus necesidades básicas y la de tu familia.

Obtén un segundo empleo

Una manera de ayudarte a reducir las deudas es teniendo una fuente de ingresos adicional, lo cual podría suponer tener la necesidad de buscar un segundo trabajo.

De esta manera el pago que recibas en este segundo trabajo te ayudaría a bajar la presión en tus gastos y hacer más llevadera la situación.

Debes saber que al tener un segundo empleo el tiempo que pasarás con tu familia y amigos será menor, pero ten en mente que esto solo será hasta que hayas pagado por completo todas las deudas que tienes.

Mantente dentro del presupuesto

Mientras estes en una etapa donde estes evitando caer en la quiebra lo más recomendable es que te abstengas de gastar el dinero en cosas que estén fuera del presupuesto.

Esto incluye servicios de streaming o cable, planes de telefonía demasiado costosos, comer fuera o vacaciones.

Intenta mantenerte lo más moderado posible en tus gastos, de modo que puedas resistir hasta equilibrar tus finanzas personales.

Vende tus pertenencias

Es probable que tengas artículos en tu hogar que no necesites como juguetes, material para manualidades, material de oficina, herramientas, muebles, libros, ropa, aparatos electrónicos, entre otros.

Tómalos y ponlos en venta de manera que puedas luego usar el dinero recolectado para pagar algunas de las facturas que tengas pendiente.

 

Cuidado con recurrir a la consolidación de deudas

Es probable que te sientas tentado en acudir a una de esas empresas de reducción de deudas que se encargan de negociar con tus acreedores para obtener un trato que te resulte favorable ¿Suena como una buena idea, cierto?

Pues la verdad es que estas empresas de liquidación de deudas te exigen un pago de honorarios que resulta bastante elevado por hacer este trabajo y en algunos casos no cumplen con lo prometido, lo cual puede terminar empeorando tus finanzas al tener la responsabilidad de pagar esos honorarios, más intereses adicionales.

Ten presente que habrá mucha gente que intentará aprovecharse de tu mala situación económica ofreciéndote soluciones mágicas que al final no darán resultado.

Lo mejor es ser cauteloso y apegarse al plan de austeridad que ya tienes establecido hasta encontrar una manera más segura de reducir tus deudas.

Y es que, dentro del esquema de consolidación de deudas la promesa radica en la posibilidad de poder cumplir con el pago de todas las deudas uniéndolas en una sola y fijando un pago mensual bajo junto con un tipo de interés bajo también.

A simple vista esto luce como una buena opción, aunque acordar un pago más bajo de la deuda implica que te mantendrás endeudado por mucho más tiempo.

Sumado a esto, muchas empresas aplican como estrategia ofrecer un tipo de interés bajo para hacer que adquieras este compromiso y luego subirlos perjudicando así tus finanzas.

Es por ello que te recomendamos a toda costa evitar recurrir a la consolidación de deudas para liberarte de tus compromisos financieros.

Aun así, si esta opción te resulta inevitable, entonces procura ser cuidadoso y prestar mucha atención a los términos y condiciones. No te confíes en una oferta que resulte demasiado buena.

Consulta con un asesor financiero

Si te sientes acorralado por tu mala situación financiera puede resultarte útil acudir a los servicios de un asesor financiero que te brinde la orientación que necesitas para poner tus finanzas en el rumbo correcto.

Al momento de realizar la búsqueda de un asesor financiero asegúrate de comprobar su experiencia y revisar su reputación, buscando testimonios de otras personas que hayan acudido a sus servicios a fin de determinar si es alguien apto o no para realizar este trabajo.

De modo que con estos consejos para evitar la bancarrota personal esperamos haberte ofrecido una perspectiva más clara sobre tu situación financiera de manera que puedas ejercer las acciones necesarias para ocuparte de tus deudas y llevar tus finanzas a un mejor estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir