Por Favor Espere Estamos Cargando El Contenido

Cómo construir un fondo de emergencia

¿Deseas aprender cómo construir un fondo de emergencia? Todos hemos vivido en alguno o más puntos de nuestra vida situaciones inesperadas en la que hemos tenido que gastar una considerable cantidad de dinero para poder resolverlas.

De modo que resulta vital tener un fondo de emergencia que permita hacer frente financieramente a estos desafortunados momentos.

Si aun no has experimentado este tipo de situaciones, entonces es el mejor momento para que comiences a crear un fondo de emergencia en caso de que aún no lo tengas. En este post te enseñaremos cómo hacerlo.

¿Qué es un fondo de emergencia?

Este hace referencia a una cantidad de dinero en efectivo que se mantiene reservado para disponer de este en situaciones donde se requiera cubrir gastos no planeados o eventualidades financieras inesperadas.

Tener un fondo de emergencias te permitirá responder a gastos como la reparación del coche, reparación de tu vivienda, medicamentos o tiempos de crisis.

Importancia de tener un fondo de emergencias

Disponer de un fondo de emergencias te permitirá tener el dinero para responder a cualquier evento inesperado que pueda surgir en el futuro.

De lo contrario, estos eventos inesperados perjudicarían tus finanzas personales y se tornarían en deudas, las cuales podrían estar vigentes durante mucho tiempo.

Está comprobado que aquellas personas que no poseen un fondo de emergencia presentan mucha más dificultad para recuperarse de un problema financiero con el paso del tiempo.

Esto hace que muchas terminen recurriendo a solicitar tarjetas de crédito o involucrarse en préstamos para intentar reparar el daño causado en sus finanzas personales, aunque por una mala planificación y administración de sus ingresos terminan, haciendo de estos parte de su lista de deudas.

Consejos para construir un fondo de emergencias

Ahorrar es un proceso que puede parecer algo imposible e inalcanzable para muchos. Lo cierto es que esto solo requiere que tengas la determinación y la voluntad para dar el primer paso.

En ese sentido, existen diferentes estrategias que pueden serte de gran utilidad para iniciarte en el ahorro. A continuación, te traemos las más esenciales:

Cree el hábito del ahorro

Ahorrar puede tornarse una tarea más llevadera si mantienes una cantidad mensual destinada a este propósito, de manera que con el tiempo este fondo vaya creciendo.

 

Fíjate una meta

Establece una meta financiera que desees lograr en el corto o largo plazo de manera que esto te de la motivación necesaria para iniciar un plan de ahorro.

Se consistente en tus aportaciones

Una manera sencilla para incentivarte al ahorro es programando transferencias automáticas recurrentes. Puedes también reservar una cantidad de dinero especifica cada día o semana de manera que al final de mes veas los avances alcanzados a través de este hábito.

Has un seguimiento de tu progreso

Echa un vistazo a tus ahorros de manera regular. Ya sea que lleves el control total de tus contribuciones en una hoja, hacer un seguimiento de tus avances hará que tu motivación por seguir el plan de ahorro continue.

Celebra el logro de tus metas financieras

Si te has mantenido constante con las contribuciones que has hecho para tu fondo de ahorro y pudiste lograr la meta financiera que estableciste entonces date una palmada en la espalda y celébralo.

Administra eficazmente tus ingresos

El flujo de efectivo es un concepto que viene dado por los ingresos y los gastos que realizas dentro de un periodo de tiempo.

No obstante, cuando haces un mal uso de tus ingresos entonces es probable que tengas grandes dificultades para mantenerte financieramente a flote antes de terminar el mes.

Pero cuando tienes creado un presupuesto esto permite que puedas ejercer un mejor control de tus ingresos y de los gastos que realices con estos a lo largo del mes.

De esa manera podrás notar como las oportunidades de ahorro van presentándose en el horizonte y puedes destinar una cantidad mensual a un fondo de ahorro que ira creciendo de forma gradual hasta alcanzar el límite que te hayas fijado para cumplir esa meta financiera que estableciste a corto o largo plazo.

 

A mayores ingresos mayores aportaciones

Es probable que durante el año existan temporadas especificas donde tus finanzas personales reciben una inyección de dinero considerable.

Aprovecha esos momentos donde percibas una cantidad de ingresos mayor para destinar una cantidad también mayor a tu fondo de emergencias.

En este caso puede lucir tentador gastar todo el dinero recibido, pero destinarlo a tu fondo de emergencias puede darle un gran impulso y aproximarte mucho más a tu meta financiera.

Tras haber recibido estos consejos para aprender cómo construir un fondo de emergencias queda de tu parte tomar la iniciativa y aplicar lo aprendido en este post para comenzar a ahorrar y tener una reserva de dinero de la cual puedas disponer cuando se presente alguna eventualidad financiera que debas atender con urgencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir